Ya ha llegado la Navidad y es para muchos una época de ilusión y alegría, especialmente para los niños que ya llevan días pensando que pondrán en su carta a Papá Noel o a los Reyes Magos.

Para algunos adultos es también época de compras y regalos para los seres queridos. Y en lo que respecta a los regalos de los niños, debemos tener en cuenta que no tengan una “sobredosis” de regalos ya que esto no resulta beneficioso.

Tener un exceso de regalos no hace a los niños más felices. Según los últimos estudios, los niños suelen recibir muchos más regalos de los que realmente necesitan. Una vez pasada la emoción del primer momento, muchos de estos regalos quedan relegados a un segundo plano y acaban jugando con unos pocos o bien a otros ni les llegan a hacer mucho caso. Esto acaba generando el efecto contrario al que deseamos, disminuye su imaginación, baja la tolerancia a la frustración, pierden la ilusión, no se educan en valores, etc. Como adultos deberíamos evitar llegar a ese punto.

Recordemos que para los niños la Navidad es una celebración que va mucho más allá de lo que ven muchos adultos, es una época de ilusión y felicidad, de villancicos, reuniones familiares,… se decora el árbol, se monta el belén,… los niños recuerdan estas fechas como algo especial, mágico. No lo estropeemos saturándolos de regalos. No se trata de dejarlos sin regalos sino de que los tengan en su justa medida.

De este modo, surge la “Regla de los 4 regalos” que se basa en que los niños no deberían tener más de 4 regalos por Navidad, además lo recomendable sería que se distribuyeran de la siguiente manera:

  • Un regalo que pueda llevar o usar, como por ejemplo prendas de ropa, zapatos, complementos o accesorios similares.
  • Un regalo relacionado con la lectura adaptado a su nivel, puede ser tanto un libro en papel como en formato electrónico.
  • Un regalo que desee mucho para alimentar su ilusión
  • Un regalo que realmente necesite.

Se trata de dar prioridad a la calidad frente a la cantidad y de este modo evitar que se saturen con los regalos, enseñarles valores, mantener viva su ilusión y desarrollar su imaginación y creatividad.

Disfruten de estas fiestas con alegría, moderación y mucho sentido común.
¡Feliz Navidad!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies