Miedo a la enfermedad

Muchas personas reaccionan con un temor exagerado a padecer alguna enfermedad o bien piensan que están enfermos ante el más mínimo síntoma. Es posible que si este temor es exagerado y/o interfiere en la vida de la persona, estemos ante un caso de hipocondría o trastorno de ansiedad por enfermedad. La hipocondría o trastorno de ansiedad por enfermedad se basa en un miedo exagerado a padecer alguna enfermedad o a tener alguna enfermedad a partir de la interpretación exagerada de alguna sensación corporal. La Real Academia Española (RAE), la define como una afección caracterizada por una gran sensibilidad del sistema nervioso con tristeza habitual y preocupación constante y angustiosa por la salud. Los orígenes de este trastorno son inciertos pero parece ser que  en muchos casos se da en miembros de una misma familia donde se presta mucha atención a la salud, se habla mucho de enfermedades y viven con mucha ansiedad cada vez que alguno de sus miembros presenta algún síntoma que les haga sospechar que pueda tratarse de una enfermedad grave. De este modo aprenden unos de otros a interpretar exageradamente cualquiera de esos síntomas. También es posible que se dé tras un trastorno orgánico, pero no siempre. Para el diagnóstico de la hipocondría, según el manual diagnóstico de trastornos mentales DSM-IV tienen que cumplirse los siguientes criterios: Preocupación y miedo a tener, o la convicción de padecer, una enfermedad grave a partir de la interpretación personal de síntomas somáticos. La preocupación persiste a pesar de las exploraciones y explicaciones médicas apropiadas. La creencia expuesta en el criterio A no es de tipo delirante y no se... leer más

Ríete, es muy beneficioso

"Reirse es mucho más beneficioso de lo que nos pensamos" Los beneficios de la risa son muchos. Parece mentira que algo tan simple como una sonrisa nos pueda aportar tantos beneficios,  y es que, tanto si somos nosotros los que sonreímos como si es otra persona la que nos sonríe, se desencadenan en nuestro organismo una serie de reacciones que nos hacen sentir mejor. Es una terapia estupenda para cuando nos encontramos tristes o decaídos, además nos ayuda a afrontar nuestro día a día con más fuerza y energía. Además está demostrado que sonreír tiene infinitos beneficios para la salud. Los más destacados son: disminuye la presión sanguínea, mejora el sistema inmunitario, reduce el estrés, mejora capacidad respiratoria, elimina toxinas, favorece la digestión, ayuda a dormir mejor y funciona como analgésico  natural. Y lo mejor de todo, ¡es contagiosa!, muchas veces no podemos evitar reír o sonreír cuando vemos a alguien que también lo hace. E incluso podemos llegar a tener un ataque de risa descontrolado que puede hacer que los que nos rodean también acaben soltando alguna carcajada. Tras ello siempre notaremos una agradable sensación de bienestar, nos sentiremos mejor con nosotros mismos y con nuestro entorno. Es por ello que debemos encontrar motivos para sonreír todos los días, rodeándonos de conocidos y amigos que nos hagan sentir bien, mirando una película cómica o un programa de humor, leyendo una historia divertida o escuchando una canción con mucho ritmo que nos arranque una sonrisa por ejemplo. Debemos sonreír a los que nos rodean y a nosotros mismos cuando nos miremos al espejo. De este modo el beneficio será... leer más

Ponte en su lugar…

Muchas veces nos encontramos con gente que está enfadada, que nos habla mal, están irritados, o descargan su mal humor sobre el primero que pasa. Esto nos crea malestar, y hace que sintamos rechazo hacia esa persona, pudiendo incluso llegar a iniciar una discusión. Pero, ¿y si cuándo nos encontramos ante una situación de este tipo, reaccionamos de forma diferente e intentamos comprender el motivo por el cual esta persona está así? A lo mejor es que tiene un mal día, o que está atravesando una situación personal complicada. Tal vez tenga problemas económicos para llegar a final de mes, o bien tiene dificultades a nivel familiar, por ejemplo que su pareja padece una grave enfermedad. Todo ello puede hacer que estas personas estén nerviosas, irritables o que salten por cualquier cosa. Eso les interfiere en su entorno cercano, en su día a día  y, a veces, incluso a nivel laboral. Por ello, la próxima ocasión que nos encontremos ante una situación de este tipo, en lugar de ponernos a la defensiva y enfadarnos con esa persona, tal vez deberíamos empatizar con ella, es decir, ponernos en su lugar, e intentar ver el mundo desde su punto de vista. Si nosotros nos encontráramos en esa misma situación, pensemos cómo nos afectaría. El hecho de ponernos en su lugar nos ayudará a comprender su situación y evitará que nos enfademos nosotros también. "Es importante saber ponerse en el lugar del otro y ver el mundo desde su punto de vista para comprenderlo... leer más

Fobia a las agujas

La fobia a las agujas o belenofobia, se caracteriza por un miedo exagerado, irracional e incontrolable a las agujas o a cualquier utensilio o herramienta que pueda provocar heridas con sangre como alfileres, cuchillos, sierras u otro tipo de objetos punzantes. Es frecuente que se relacione con otro tipo de fobias como a la sangre (hemofobia) o a las heridas (traumatofobia). Sus síntomas se manifiestan a ante la presencia de los estímulos que en sí no presentan una situación de peligro como ir a sacarse sangre, estar en la consulta médica, ver a alguien  manejando un cuchillo, etc. En estos casos las personas con belenofobia pueden llegar a presentar crisis de ansiedad, taquicardias, necesidad de huir, tratan de evitar la situación por todos los medios. Como ocurre con otro tipo de fobias, es posible que la belenofobia esté relacionada con experiencias del pasado que hayan resultado traumáticas o desagradables para la persona que si no se resuelven adecuadamente,  es posible que desencadenen la fobia. Para solucionar el problema, es conveniente la terapia psicológica, que se basará en ayudarnos a afrontar el problema empleando diferentes técnicas que hasta el momento han mostrado ser de gran utilidad: técnicas de respiración y estrategias de distracción para evitar pensamientos ansiosos, que se pueden complementar, por ejemplo, con ayuda de música relajante o escuchando alguna canción de nuestro agrado, lo que desviará nuestra atención hacia pensamientos que no generen... leer más

Rehabilitación Neuropsicológica

¿En qué consiste un programa de rehabilitación neuropsicológica? ¿Qué es la neuropsicología? En este artículo, que se puede leer también en la revista digital Especialistas Magazine,  se responderán estas y otras preguntas relacionadas con la rehabilitación  a nivel cognitivo. De nuevo vuelvo a hablar de este tema, puesto que el campo de la neuropsicología todavía es poco conocido y muchos se pueden beneficiar de un programa de rehabilitación neuropsicológica. Y es que puede ser útil en aquellos casos en que se han visto afectadas algunas funciones cognitivas, por ejemplo tras un ictus o un traumatismo craneoencefálico (TCE) o bien en casos de demencia, para frenar el avance de la enfermedad. La neuropsicología es una disciplina de la que todavía se conoce muy poco a pesar de tener más de 200 años de antigüedad. No obstante, en los últimos años ha tenido auge en nuestro país, puesto que está de sobra demostrada su eficacia en aquellos casos en los que se ha visto afectada alguna o algunas funciones cerebrales, tales como la memoria, la atención o la capacidad de planificación, entre otras. La rehabilitación neuropsicológica se realiza de forma individualizada, adaptada a cada caso, permitiendo, de este modo, obtener mayores posibilidades de recuperación. El primer paso para empezar un programa rehabilitador individualizado es realizar una evaluación neuropsicológica completa, para, de este modo, poder detectar aquellas áreas en las que existe algún déficit, es decir que el rendimiento de la persona en tareas que requieran determinada función es inferior al esperado según la edad  y el nivel educativo del individuo evaluado. Así como, del mismo modo, poder detectar aquellas áreas en que su rendimiento... leer más

¿Tengo T.O.C?

Es posible que todos conozcamos a alguien a quien le gusta hacer las cosas muy bien hechas y dedica mucho tiempo para que todo salga perfecto, pero cuando esto se lleva al extremo y se convierte en obsesión, puede acarrearnos algún que otro problema y nos puede hacer sentir mal. Entonces estaremos ante un Trastorno Obsesivo compulsivo, o TOC y deberíamos acudir a un especialista.

leer más

¡Que nada te detenga!

Nuevo artículo publicado en la Revista Especialistas Magazine: ¡Que nada te detenga!. En este artículo hablo de la importancia del voluntariado y el envejecimiento activo en la salud mental. Es importante que las personas, una vez se jubilan se mantengan activas mientras gocen de buena salud para mantener una óptima calidad de vida. Se favorecerán las relaciones sociales, la actividad intelectual, el enriquecimiento personal y la persona se sentirá mejor consigo misma. Esta actividad será beneficiosa tanto para la salud física como mental. Es por ello que nunca es tarde para aprender cosas nuevas  o para ayudar a alguien de nuestro entorno. Os dejo el enlace para que podáis consultar el artículo:... leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies