La regla de los cuatro regalos

Ya ha llegado la Navidad y es para muchos una época de ilusión y alegría, especialmente para los niños que ya llevan días pensando que pondrán en su carta a Papá Noel o a los Reyes Magos. Para algunos adultos es también época de compras y regalos para los seres queridos. Y en lo que respecta a los regalos de los niños, debemos tener en cuenta que no tengan una “sobredosis” de regalos ya que esto no resulta beneficioso. Tener un exceso de regalos no hace a los niños más felices. Según los últimos estudios, los niños suelen recibir muchos más regalos de los que realmente necesitan. Una vez pasada la emoción del primer momento, muchos de estos regalos quedan relegados a un segundo plano y acaban jugando con unos pocos o bien a otros ni les llegan a hacer mucho caso. Esto acaba generando el efecto contrario al que deseamos, disminuye su imaginación, baja la tolerancia a la frustración, pierden la ilusión, no se educan en valores, etc. Como adultos deberíamos evitar llegar a ese punto. Recordemos que para los niños la Navidad es una celebración que va mucho más allá de lo que ven muchos adultos, es una época de ilusión y felicidad, de villancicos, reuniones familiares,… se decora el árbol, se monta el belén,… los niños recuerdan estas fechas como algo especial, mágico. No lo estropeemos saturándolos de regalos. No se trata de dejarlos sin regalos sino de que los tengan en su justa medida. De este modo, surge la “Regla de los 4 regalos” que se basa en que los niños no deberían tener más... leer más

Exámenes de septiembre

El verano está llegando a su fin y para muchos es sinónimo de recuperaciones. Aquellos que suspendieron alguna asignatura en junio ahora tienen una nueva oportunidad de superar las materias que se les resistieron. Consejos para aprobar.

leer más

La puerta de la felicidad

La puerta de la felicidad está en tu interior y solo tú tienes la llave. No esperes a que la felicidad llegue a ti, búscala.  A veces nos preguntamos por qué no somos felices y buscamos a nuestro alrededor, e intentamos cambiar nuestro entorno, o a nuestros allegados y amigos en busca de nuestro bienestar y satisfacción, pero no siempre lo conseguimos. Tal vez es debido a que navegamos en la dirección equivocada. La clave está en cambiar nosotros mismos, es decir modificar nuestra forma de pensar y de ver el mundo. Cuando algo no nos sale según lo esperado y nuestras expectativas no se cumplen, nos frustramos, y a veces, incluso acabamos enfadados; pero no hay ninguna ley que diga que debamos frustrarnos o enfadarnos y de este modo ser menos felices. Entonces, ¿por qué lo hacemos? Si en lugar de esto, intentamos comprender lo que ha pasado, aceptamos lo que ha ocurrido y cambiamos nuestras exigencias y expectativas, veremos que no sirve de nada nuestro enfado. Al principio, tal vez cuesta, es complicado, pero a la larga nos daremos cuenta que no valía la pena el enfado. Por otro lado, lo mismo o curre cuando nos frustramos si algo no nos sale bien. Nos sentimos mal, es una sensación desagradable. Por lo tanto, ¿por qué no modificamos nuestra forma de actuar ante estas situaciones? Debemos cambiar nuestro punto de vista. La puerta de la felicidad está en nuestro interior y nosotros tenemos la llave para abrirla. La solución es cambiar nuestra forma de interpretar el mundo y cómo nos afectan las cosas que vienen del exterior. Si... leer más

Ansiedad ante los exámenes

Ya estamos en el mes de junio, estamos a punto de iniciar el verano, empieza a hacer calor, los días son más largos, etc. Pero también este mes es temido por muchos estudiantes porque se acerca el final del curso y es época de exámenes.

leer más

Hipertensión arterial. Importancia de la prevención

Hoy se celebra el día mundial de la hipertensión arterial. Es importante que la población se conciencie de la importancia de mantener unos niveles óptimos de tensión arterial, puesto que si estos valores se disparan puede llegar a ser peligroso para la salud.   La hipertensión arterial, es uno de los principales factores de riesgo de sufrir un accidente cerebro-vascular, también llamado ictus, embolia cerebral o hemorragia cerebral, dependiendo de su origen y sus efectos. Llamamos tensión arterial o presión arterial a la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cuando el corazón bombea sangre, se le llama presión sistólica, cuando el corazón está en reposo, entre latido y latido, se le llama presión diastólica y es más baja que la sistólica. Para medir la presión arterial se utilizan ambos números, presión sistólica y diastólica. Por tanto si los valores obtenidos son: 119/79 o menos se considera presión arterial normal 140/90 o más se considera hipertensión arterial Entre 120 y 139 para el número más elevado, o entre 80 y 89 para el número más bajo es prehipertensión y significa que puede llegar a desarrollarse presión arterial alta, a menos que tomen medidas. Es de vital importancia que tengamos un control de nuestra tensión arterial, especialmente a partir de los 50 años, antes, si llevamos una vida sedentaria, fumamos, vivimos bajo un continuo estrés, ingerimos grandes cantidades de alcohol, o tenemos sobre peso, ya que estos son algunos de los factores de riesgo para sufrir hipertensión arterial y a consecuencia se incrementa el riesgo de padecer un accidente cerebro-vascular o problemas cardiacos. A pesar de... leer más

Duerme bien y descansa…

“Me voy a dormir, pero veo pasar los minutos, las horas… empiezo a dar vueltas a mis problemas y preocupaciones y no consigo conciliar el sueño”. Mucha gente tiene problemas para conciliar el sueño cuando se van a dormir, otros se despiertan en medio de la noche o mucho antes de que suene el despertador. Un sueño reparador es de vital importancia para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Si no descansamos bien estaremos más irritables, nos sentiremos cansados, más ansiosos, e incluso tenderemos a comer más. Si el problema de insomnio es de larga duración o bien nos levantamos cansados por las mañanas, es recomendable una evaluación médica, pero, por el contrario, si se trata de un problema esporádico, a continuación se detallan algunos consejos prácticos que pueden ayudar a solventar el problema: Es importante tener una rutina a la hora de levantarse y acostarse y hacerlo siempre a la misma hora incluso los fines de semana y cuando estemos de vacaciones. También es recomendable dormir una media de 6-8 horas al día. La duración dependerá de cada persona. No es recomendable dormir menos, pero tampoco más, de este modo no alteraremos el sueño de la noche siguiente. La siesta durante el día es recomendable y muy saludable, pero debe evitarse cuando padecemos insomnio. Si dormimos siesta, ésta no debería durar más de 20-30 minutos. Antes de irnos a la cama debemos realizar actividades relajantes, que no nos activen. Realizar algunas respiraciones profundas y pausadas puede ayudar a relajarnos. Un baño o ducha con agua templada también puede ser útil. También es importante no utilizar en la cama... leer más

Día Europeo de la Narcolepsia

Hoy, 18 de marzo, se celebra el Día Europeo de la Narcolepsia, un trastorno de sueño que se estima que sufre entre el 0.05% y el 0.20% de la población y que causa una excesiva somnolencia durante el día y frecuentes ataques de sueño que son incontrolables. Se manifiesta de forma repentina, pasando del estado de altera a la fase de sueño REM sin que la persona pueda hacer nada por evitarlo ya que este impulso de dormir es inevitable. Este trastorno interfiere en lo que está haciendo la persona en ese momento ya que le obliga a dormir un corto espacio de tiempo para poder continuar con lo que estaba haciendo. El patrón de episodios es similar en aproximadamente la mitad de los individuos, que pasan por estados parecidos al sueño. Los episodios se repiten cada 2 o 4 horas y suelen hacer que las personas que los padecen experimenten somnolencia y una pérdida del tono muscular y debilidad repentinas. La somnolencia suele aparecer con más facilidad en situaciones monótonas y se caracteriza por ataques repetidos e incontrolables del sueño mientras la persona está realizando cualquier actividad de su vida diaria, incluso mientras se mantiene activa, comiendo, andando, hablando, etc. La pérdida de tono muscular y la debilidad pueden estar desencadenadas por emociones fuertes, la risa o un recuerdo afectivo, por ejemplo, así como parálisis del sueño, en las cuales momentáneamente hay incapacidad para moverse o hablar al despertarse. Duermen un corto periodo de tiempo, unos segundos o pocos minutos, y se despiertan descansados, hasta que se repite de nuevo el patrón.  Respecto a las causas de la... leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies