¿Has oído hablar de la astenia primaveral? Es posible que por estas fechas te sientas con pocas fuerzas, sin energía y que cuando llegues a casa solo tengas ganas de descansar. Puede ser que sufras lo que comúnmente se llama astenia primaveral, como muchas otras personas en esta época del año. No hay evidencia científica que confirme este trastorno ni estudios científicos que lo avalen. Unos dicen que se trata de una invención farmacéutica para vender más multivitamínicos en esta época del año, otros dicen que es un trastorno que padece cada vez más gente. Ante esta falta de acuerdo, lo que sí que está claro es que el cambio de estación puede favorecer que nuestro rendimiento disminuya, que nos sintamos fatigados, con somnolencia diurna o con dificultades de concentración.

Es posible que, con el cambio de hora, el hecho de que los días cada vez sean más largos, el cambio de presión atmosférica, o el aumento de humedad ambiental y de las temperaturas, entre otras cosas, haga que nos sintamos más agotados y que nos cueste mucho más esfuerzo llevar a cabo nuestras tareas de la vida diaria, tengamos somnolencia diurna o estemos más irritables y nos enfademos con más facilidad. Si a esto le sumamos las alergias al polen, la fatiga está más que asegurada.

Estos factores no podemos cambiarlos o controlarlos, pero sí podemos estar preparados para hacerles frente. A continuación, encontrareis algunos consejos que pueden ser de vuestra utilidad:

  1. Descasa bien

El descanso es muy importante. Si no dormimos las suficientes horas con un sueño reparador, al final acabaremos pagando las consecuencias. Estaremos más irritables y no rendiremos en nuestro día a día. Si tienes que madrugar y te levantas cansado/a puede porque te acuestas demasiado tarde, intenta irte a la cama más pronto. Si tienes problemas de sueño, acude a un especialista. Es posible que tu problema tenga solución.

  1. Hidrátate

Beber la suficiente agua es necesario para nuestro bienestar. A veces, con nuestro ritmo de vida diario tan ajetreado, no bebemos lo suficiente a lo largo del día. Un cuerpo que no recibe la suficiente hidratación nota más la fatiga. Además, el hecho de beber también nos ayudará a eliminar toxinas.

  1. Come de forma saludable

Una alimentación sana y equilibrada ayudará a que nos sintamos en plena forma y con energías para afrontar todos nuestros retos. Es importante controlar tanto la cantidad como la calidad de los alimentos que ingerimos. Debemos comer de forma moderada, repartiendo nuestra ingesta en 5 comidas al día y consumiendo alimentos variados que nos aporten todos los nutrientes necesarios, preferiblemente de origen natural. Debemos evitar, en la medida de lo posible, los alimentos procesados que contengan grandes cantidades de grasas saturadas, azúcares y/o aditivos.

  1. Evita el consumo de tóxicos

Cualquier consumo de tóxicos es contraproducente para sentirnos con energía. Aunque en algunas ocasiones pueda parecer lo contrario, a la larga siempre acaban haciendo daño a nuestro organismo. Evita el consumo de tabaco y alcohol, así como otras drogas.

  1. Haz ejercicio físico

La práctica de ejercicio físico también contribuirá a nuestro bienestar y a que nos sintamos con más energía. Este ejercicio debe ser moderado y es importante que sea una actividad que nos agrade. Puede ser individual o en equipo. El hecho de andar media hora todos los días ya nos hace estar activos y disminuir el sedentarismo. Si andamos una hora al día, los beneficios son aún mayores. Pequeños cambios en tu estilo de vida pueden ser beneficiosos. Prueba a subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor, ir andando a los lugares más cercanos, o usar el transporte público. Otra opción es bajarte una parada antes y llegar andando a tu destino. Evita el sedentarismo. Si tienes estar muchas horas sentado/a, levántate cada hora y da unos pasos antes de volverte a sentar.

  1. Disfruta de actividades al aire libre

Las actividades al aire libre también sirven para a estar más activos. Practicar deporte, dar paseos o el simple hecho de están en contacto con la naturaleza nos ayudará a recargar energía. Este tipo de actividades ayudan a aumentar nuestro bienestar y permiten que afrontemos con más fuerzas nuestras tareas. Además, estar al aire libre supone estar al sol, una fuente inagotable de vitamina D que nos recarga las pilas.

  1. Practica tus aficiones

Otra cosa que nos puede ser útil para combatir el cansancio y la fatiga, es no dejar de lado nuestras aficiones. A veces estamos tan ocupados que nos olvidamos de nuestras aficiones.  La práctica habitual de nuestros hobbies nos ayudará a desconectar de nuestras rutinas diarias y nos proporcionará momentos de bienestar. De este modo, cuando volvamos al trabajo o a nuestras tareas diarias nos sentiremos más despejados y con las energías renovadas.

  1. No olvides tu vida social

El hecho de estar en contacto con otras personas también nos sirve para desconectar de nuestro día a día y nos ayuda a salir de la monotonía.  En situaciones sociales nos olvidamos de nuestros problemas y pasamos ratos agradables en compañía de otros. También es útil el hecho de ver que no somos los únicos que nos sentimos cansados en primavera ya que probablemente entre nuestro círculo social más cercano haya alguien que también esté pasando por lo mismo que nosotros.

  1. La positividad te ayudará

Pensar en positivo y saber ver el lado bueno de las cosas también facilita afrontar la astenia primaveral. El hecho de afrontar las cosas con positividad las hace más fáciles y llevaderas, lo cual permite que afrontemos las dificultades con más energía. Debemos intentar sacar siempre un aprendizaje positivo de las adversidades.

  1. Toma vitaminas

Si después de todos los consejos anteriores, consideras que todavía necesitas un refuerzo extra para recuperar tu energía, puedes tomar suplementos vitamínicos, preferiblemente de origen natural. Son especialmente útiles aquellos enriquecidos con jalea real o con ginseng ya que nos aportarán una dosis extra de energía. Pero siempre recuerda consultar con tu médico o farmacéutico antes de empezar a tomar alguno de estos productos.

 

Recuerda estos 10 consejos para que esta primavera nada te frene. Si observas que esta sensación de fatiga y cansancio se alargan mucho en el tiempo, debes consultar a tu médico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR